1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Qué retos afrontan las empresas de formación online para el futuro

En la mayoría de casos os ofrecemos información y consejos para los estudiantes de cursos a distancia y formación online. Hoy sin embargo planteamos una reflexión acerca del sector, que debe ser mirado con detalle por parte de las empresas e instituciones que se dedican a él. Hablamos de los retos que deben afrontarse en un futuro próximo.

Cursos asequibles en graduación

A pesar de que los cursos son ya muy asequibles económicamente hablando en el futuro siempre deben ir hacia adelante en este sentido. Sin embargo, muchos empresarios y también alumnos piensan que un curso online es más asequible cuando más barato es. En realidad esto es matizable.

Por descontado, las instituciones pueden reducir los precios de sus cursos, pero por regla general, lo normal es ofrecer más sin incrementar proporcionalmente el precio. Apple, por ejemplo, lo ha tenido que hacer con sus productos. Ahora los nuevos iPhone se presentan con más prestaciones que los anteriores y el incremento de precio respecto a modelos viejos es menor que en anteriores ocasiones.

Volcados en la formación online, es lógico que muchos cursos evolucionen con el tiempo, que la materia sea más detallada, más específica, puede que incluso más cuantiosa. Comparado con un curso online de hace unos años atrás, la rentabilidad y el precio proporcional al conocimiento obtenido son mayores.

Mejorar en cantidad y calidad

Probablemente pienses que como estudiante de formación a distancia tengas muchas exigencias para estar al día sobre las nuevas tecnologías y sobre la materia concreta que estudias. Pero lo cierto es que los encargados de los cursos tienen mucha mayor responsabilidad en este sentido que los alumnos.

Si echas un vistazo al catálogo de cursos de formación online de alguna institución y comparas con años anteriores, notarás probablemente un incremento importante en la cantidad y especialización de los cursos. Si profundizas en el temario, la diferencia es todavía mayor.

Cada vez es más fácil aprovechar las ventajas de Internet y de las nuevas tecnologías, pero esto plantea retos como ampliar los conocimientos enseñados, profundizar en programas digitales y aprender su uso práctico en nuevos entornos.

Adaptarse a las nuevas generaciones

La formación online ha sido un éxito. Estamos en la época más destacable del sector. Las actuales generaciones interesadas en este tipo de estudios han aceptado la nueva metodología y las instituciones han aprovechado correctamente sus recursos, para ofrecer así un equilibrio perfecto entre formación útil y formación de calidad.

¿Pero qué sucede con las nuevas generaciones? Los jóvenes y futuros estudiantes no se conforman con poder estudiar desde casa, quieren poder acceder a un curso online desde el móvil. Y no a unas meras secciones, sino a la materia que deseen, tanto si es global como ciertos detalles.

Las nuevas generaciones quieren contenidos breves, casi efímeros y a ser posible interactivos. En este sentido plantear la lectura de un libro puede ser casi anacrónico. La microformación en breves contenidos puede ser una opción. Pero la estrategia debe ir mucho más allá, estudiar los intereses y hábitos de estas nuevas generaciones y ofrecerles la formación no como algo innovador, pues para ellas ya es natural, sino como algo útil y funcional.