La mayoría de centros de formación incluyen en su oferta la posibilidad de realizar prácticas profesionales. Se trata de un periodo de tiempo que se destina al trabajo práctico en empresas del sector.

Estas prácticas de empresa son muy útiles para la propia formación del estudiante, así como también para la mejora de su currículum a la hora de buscar un trabajo, una vez terminada la formación.

En este artículo repasamos los diferentes tipos de prácticas profesionales que suelen ofrecerse en relación a un curso de formación:

Prácticas en empresas externas o propias

La mayoría de prácticas son realizadas en empresas referentes de un sector profesional. Mediante convenios de colaboración con el centro de formación, se acuerda esta opción como valor adicional para los estudiantes.

No obstante, también hay cursos, sobre todo los más especializados, que ofrecen estas prácticas en las compañías organizadoras de la formación. Es una metodología alternativa, mucho más cercana y personal al estudiante. Además, las prácticas se enfocan pensando en la formación ofrecida, con lo que el aprendizaje está mucho más relacionado.

Prácticas profesionales durante y después de la formación

Las prácticas de empresa suelen desarrollarse después de haber terminado un curso de formación. Una vez se cuenta con todo el conocimiento relativo al temario, se puede poner en práctica.

No obstante, algunos centros ofrecen lo que se conoce como formación dual. Consiste en unas prácticas profesionales que se desarrollan al mismo tiempo que el curso de formación.

De esta forma, los estudiantes pueden ir aprendiendo tanto de forma práctica como teórica, todo lo relativo a la profesión. Una vez termina el curso y, al mismo tiempo las prácticas, el estudiante cuenta con conocimiento teórico y experiencia práctica para optar con ventaja a cualquier puesto de trabajo relacionado.

Prácticas remuneradas y no remuneradas

Las prácticas remuneradas son aquellas por las que se percibe un salario, normalmente vinculado a un contrato en prácticas. Las no remuneradas son aquellas en las que no hay un salario negociado con el estudiante.

Prácticas con opción a contratación

Las prácticas profesionales tienen como fin enseñar al estudiante los aspectos reales de un trabajo, aquellas tareas que va a tener que realizar cuando consiga un empleo en el sector.

No obstante, algunas empresas dejan la puerta abierta a la opción de contratación de estos estudiantes. El motivo es el ahorro de tiempo y dinero.

Una vez que el estudiante ha realizado las prácticas, la empresa ha invertido recursos en ello. Si el resultado es suficientemente óptimo, puede querer contratar al estudiante y recuperar esa inversión, con un profesional formado específicamente para el trabajo en la empresa.

feria

feria

Lorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit ornare potenti diam venenatis, porttitor vulputate duis lectus ac vitae erat velit massa. Lectus tempor molestie parturient consequat duis vitae interdum ultricies rutrum etiam, cum per suscipit sem tincidunt faucibus arcu feugiat aptent, purus porta fusce volutpat litora pellentesque cursus curabitur porttitor. Posuere etiam mollis interdum pharetra scelerisque placerat curae cursus auctor sapien, odio iaculis feugiat nibh mus at tortor rutrum lobortis, in dignissim aliquet montes lacinia est commodo semper curabitur.