Una de la rama de oposiciones con más candidatos de todo el país es la relativa a Cuerpos de Seguridad.

Hay muchas opciones dentro de esta especialidad. Es posible prepararse para Guardia Civil, policía local o nacional, bomberos, forestales, el ejército, etc.

Cada puesto optativo puede ofrecer unas condiciones de trabajo diferentes y una experiencia en la vida completamente distinta. Pero todos ellos guardan bastantes elementos en común, cuando nos referimos a sus elementos de formación.

En este artículo te ofrecemos varios consejos, que puedes aplicar en la preparación de cualquier oposición a Cuerpos de Seguridad, independientemente de tu especialidad.

Diferenciación de teoría y físico

En cualquier oposición a Cuerpos de Seguridad, hay dos ramas totalmente diferenciadas, la teoría y las pruebas físicas. Para ambas debes prepararte lo mejor posible y la recomendación básica en este aspecto consiste en que dediques tiempo diferenciado a ello.

Puedes optar por teoría por la mañana y entrenamiento otra por la tarde, al revés o incluso alternar entre distintos días. Todo dependerá de tus capacidades en ambos ámbitos y la disciplina que impongas en ellos.

Pero sí hay algo a tener en cuenta y es que el esfuerzo es el doble que en cualquier otra oposición que, por ejemplo, tenga que ser exclusivamente teórica. Por tanto, desaconsejamos su preparación haciendo otras actividades, tanto trabajos a tiempo parcial como aficiones que exijan demasiada dedicación.

Objetivos diferenciales en cada modalidad

Para la prueba teórica el objetivo está claro, obtener la mejor nota posible. Solo lo conseguirás estudiando, no hay otra alternativa.

Focaliza todo tu esfuerzo en el aprendizaje del temario y la comprensión de ejercicios que den pie a ello. En el examen oficial debes demostrar todo este conocimiento, si quieres realmente obtener la mejor nota que persiga el examen.

La prueba física, en cambio, requiere otra estrategia. Analiza primero tus marcas e identifica cuánto tienes que mejorar para lograr superar cada ejercicio mejor que tus competidores.

En este caso no se puede aprender nada de un temario, hay que esforzarse en un entrenamiento que debería ser progresivo. Consigue mejorar tus marcas hasta poder llegar al mínimo requerido para aprobar y, a continuación, haz todo lo posible para seguir superándote físicamente todo lo que puedas.

Tanto en la prueba física como en la teórica, uno de los recursos que puede serte de mayor utilidad es el que se conoce como simulacro de examen. Con él podrás conocer directamente hasta dónde has conseguido avanzar en tu preparación de la oposición.

feria

feria

Lorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit ornare potenti diam venenatis, porttitor vulputate duis lectus ac vitae erat velit massa. Lectus tempor molestie parturient consequat duis vitae interdum ultricies rutrum etiam, cum per suscipit sem tincidunt faucibus arcu feugiat aptent, purus porta fusce volutpat litora pellentesque cursus curabitur porttitor. Posuere etiam mollis interdum pharetra scelerisque placerat curae cursus auctor sapien, odio iaculis feugiat nibh mus at tortor rutrum lobortis, in dignissim aliquet montes lacinia est commodo semper curabitur.