Formación online inicios
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Empezando con la formación online

Para todo hay una primera vez. Para la formación online también. De hecho, a pesar de que un estudiante tenga mucha experiencia con formación de cualquier tipología, al enfrentarse a la formación online la experiencia puede ser muy diferente.

En este artículo te explicamos los primeros pasos que implica la formación online y cómo deberían afrontarse por parte del estudiante.

Descubriendo el centro y los profesores

Como en cualquier inicio formativo, la formación online también tiene su fase de descubrimiento. En  primer lugar se conoce a los profesores o responsables profesionales del curso, así como las características más básicas de este tipo de cursos.

Como es lógico, esta fase de descubrimiento es algo impactante para el estudiante, incluso puede ser algo agobiante en el sentido de que hay muchos elementos que ver, profesionales que conocer, aprender el interfaz, las formas de comunicación…

Accediendo a temario y campus

Una vez conseguimos superar la primera fase, que puede durar menos de 3 o 4 días, podemos comenzar con el aprendizaje práctico de todo el curso de formación online.

Para ello, aprenderemos lo que supone acceder al temario. La formación online no cuenta con las clases presenciales, salvo que el centro ofrezca la modalidad de docencia mixta o semipresencial, en la que los estudiantes cuentan con un temario online, pero pueden asistir a clases presenciales.

Algunos centros están abordando esta carencia mediante la impartición de clases online, en directo y en diferido, aprovechando las diferentes posibilidades que las nuevas tecnologías y sistemas de mensajería por videollamada en grupo permiten.

Esta fase de acceso al temario, que progresivamente va haciéndose cada vez más sencilla, también cuenta con otro factor importante, el acceso al campus. Los centros de formación online se basan en un campus virtual en la mayoría de casos, como punto de encuentro para todos los recursos que el estudiante puede aprovechar.

Aprovechando los valores adicionales

Una vez conozcamos el centro, el curso y los profesores del mismo y, además, hayamos podido aprender a desenvolvernos en su campus virtual, organizar un aprendizaje del temario y aprovechar los recursos existentes desde el inicio, toca la fase de valores adicionales.

Cada centro cuenta con unos valores que le diferencian de la competencia. Si bien el curso se puede desarrollar casi siempre con una metodología y temario similares, estos valores adicionales pueden suponer una experiencia completamente distinta para un estudiante que esté en un centro o en otro.

Aprovechar los valores adicionales puede marcar la diferencia en la experiencia con el curso, así como también mejorar el aprendizaje de la profesión que interesa al alumno.