la formación constante
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

La formación constante como estilo de vida

“¿Estudias o trabajas?” es una popular frase extendida durante la segunda mitad del siglo XX, utilizada para socializar con otras personas, debido a que el acceso a estudios superiores se extendió considerablemente, en comparación a épocas anteriores, donde solo algunos privilegiados tenían esa posibilidad.

Hoy en día esta frase es anacrónica, porque ambos estados pueden estar realizándose en todo momento. Una persona puede estar trabajando siendo muy joven o siendo muy mayor, puede estudiar prácticamente en cualquier situación de su vida y, gracias al desarrollo principalmente de la formación online, es posible compaginar las dos opciones.

La formación sin cese a largo plazo

Todos los estudios tienen un final y varios posibles objetivos. Algunos estudiantes los escogen para encontrar trabajo, otros por motivación personal, por mejora de la competitividad, etc. Sin embargo, cualquier curso tiene un temario con examen y proyecto finales.

Pero en todos los casos, el estudiante tiene la opción de proseguir con nuevos estudios en el futuro, tanto de forma inmediata como a largo plazo.

Por tanto, es posible mantener un estudio sin cese durante toda la vida, siempre que se reúnan las condiciones necesarias para ello.

Ventajas de la formación constante

La formación a distancia requiere de una rutina aplicada diaria. El estudiante es el encargado de organizarse para perseguir sus objetivos en un tiempo que organiza según sus posibilidades y sus preferencias.

No obstante, lo que en un principio puede suponer un cambio de tareas y obligaciones diarias, al final se convierte en una costumbre que se puede mantener durante toda la vida. Por tanto, la formación constante es más sencilla de realizar, cuanto más tiempo se practica.

Además de la práctica habitual, otra de las ventajas que motiva a mantener una formación de forma constante es la compatibilidad entre cursos y sus correspondientes titulaciones. Muchos sectores profesionales compatibilizan asignaturas o parte del temario, con lo que es mucho más rápido terminar nuevos estudios.

De hecho, también utilizan compatibilidad de créditos ECTS (European Credit Transder System – Sistema Europeo de Transferencia de Créditos), con los que proseguir los estudios con compatibilidad en asignaturas en universidades europeas, siendo mucho más fácil y rápido terminar un curso.

También está quien adopta una formación constante en busca de la competitividad sin cese. En algunos sectores profesionales, sobre todo relacionados con las nuevas tecnologías, la adopción de conocimientos no solo es útil, sino imprescindible para mantenerse al nivel profesional requerido.

Por último están los estudiantes que adoptan la formación constante como estilo de vida. Igual que otras personas pueden adoptar como hobbie el ejercicio físico, actividades culturales o colecciones, hay quien adopta la formación como parte de su personalidad.