La formación online como se deduce por su denominación, tiene la ventaja de poder realizarse a través de Internet en cualquier momento del día y en cualquier sitio. Hoy vamos a centrarnos en este último apartado porque lo de “en cualquier sitio”, en ocasiones más que una ventaja supone un reto para el estudiante, que no cuenta con instalaciones presenciales orientadas específicamente al aprendizaje.

Dónde estudiar formación online

En primer lugar el estudiante debe escoger el mejor sitio para estudiar formación online. Por defecto la primera conclusión es que la habitación particular del hogar o un despacho habilitado en ella son perfectos para ello, pero no siempre es así.

Hay además otras opciones, como por ejemplo las bibliotecas públicas o universitarias, entornos que sí están centrados en el estudio, además de que hoy en día ya cuentan con conexiones Wifi la mayoría de ellas suficientemente potentes como para poder realizar en ellas un curso de formación online.

Además están los entornos relajados o públicos. Hay cafeterías que incluyen en el servicio conexión Wifi para que estudiantes y profesionales aprovechen sus instalaciones con el fin de que puedan realizar su estudio o trabajo. Del mismo modo, algunos Ayuntamientos están colocando puntos de acceso Wifi públicos para que los ciudadanos puedan conectarse en cualquier punto de la ciudad.

Cuándo estudiar formación online

A la hora de escoger el mejor lugar para la formación online, el horario de estudio puede ser un punto argumental suficientemente importante como para decidir la ubicación definitiva. En nuestra propia casa contamos prácticamente con un horario de 24 horas sólo limitado por nuestra rutina diaria, obligaciones profesionales o como estudiante y los quehaceres relativos a cada hogar que puedan ser de nuestra responsabilidad.

El resto de lugares suelen ofrecer un horario al público, al que se deberá limitar el tiempo de estudio de formación online, porque después será imposible acceder a ellos.

Cómo estudiar formación online

El entorno también es una variable a tener en cuenta. Las bibliotecas suelen ser los mejores lugares de estudio, dado que en casa siempre puede haber alguna distracción que nos impida concentrarnos todo lo que querríamos, igualmente que sitios como cafeterías, bares o parques públicos cuentan con un componente importante de distracción a nuestro alrededor.

Conexiones para la formación online

Además, debemos barajar la opción de conexión a Internet. La más estable sin duda será la relativa a nuestro hogar, que además podemos controlar en caso de avería o desconexión. Algunos locales también ofrecen una buena conexión a Internet, pero si ésta falla no tendremos opción de solucionarlo. Por último, las bibliotecas públicas y entornos similares cuentan con una conexión decente, pero la gran cantidad de personas que la utilizan podría ralentizar la navegación y frustrar la experiencia.