Los centros de formación son a menudo confundidos con centros de empleo, en lo que se refiere a las funciones que realizan con respecto a los estudiantes. Si bien es cierto que les ayudan en todo lo posible a encontrar un trabajo, no se les debe asignar responsabilidades que no les corresponden.

Ayudas para el empleo de un centro de formación

Las ayudas que han podido llevar a esta confusión parten de convenios, con los que los centros de formación acuerdan con empresas de los sectores profesionales sobre los que ofrece sus cursos, la realización de prácticas de empresas con sus estudiantes.

En ocasiones, estas prácticas de empresa terminan en contratación, puesto que las compañías se aprovechan de no tener que volver a invertir en formación de nuevos empleados, además de obviamente confirmar que el estudiante es apto para el puesto de trabajo.

Otra ayuda bastante frecuente consiste en crear una bolsa de empleo, en la que se facilita el acceso a ofertas laborales, relacionadas con los perfiles que ofrecen los estudiantes.

Funciones de un centro de empleo

Las funciones de un centro de empleo son algo diferentes. Para empezar, son los responsables de la institución los que relacionan el perfil del candidato al puesto con el que consideran el mejor trabajo para él o ella.

Por otra parte, no motivan las prácticas de empresa, sino que fomentan la contratación laboral, en los sectores que los candidatos al puesto estén solicitando.

Y, además, no tienen otras funciones. Es decir, que no dedican tiempo ni recursos a la formación de los estudiantes, aunque a veces sí pueden ofrecerlo de forma opcional y adicional.

Qué ventajas para conseguir un empleo ofrece un centro de formación

Como debe verse a un centro de formación es como a una institución, con la que el estudiante va a poder obtener el conocimiento necesario para desarrollar un trabajo concreto, además de otras ventajas adicionales.

Entre estas ventajas, por ejemplo, se encuentra el hecho de que desde el centro de formación se ayude a mejorar el currículum. De esta manera, sí se tienen oportunidades reales de obtención de una nueva oferta laboral.

Además, un centro de formación ofrece los conocimientos necesarios al estudiante y los certifica, ya sea como aval docente, con la obtención de un título o con acciones similares. Son en realidad estos logros, lo que sitúa al estudiante con ventaja sobre el resto.

Por último, las facilidades para encontrar un empleo que ofrece un centro de formación, se circunscriben al curso realizado. Por tanto, debe verse como una oportunidad más de encontrar un empleo, pero no como la única vía para conseguirlo, descartando con ello múltiples sitios que pueden ayudarte a conseguirlo con mayor facilidad.