metodología colaborativa
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

La metodología colaborativa en la formación online

La formación online normalmente se asocia al estudio individual de un curso. De hecho, uno de los elementos más importantes que no pueden incluir este tipo de cursos es precisamente el de asistir a clases presenciales de forma continua junto a decenas de estudiantes.

Por un lado esto siempre es una ventaja a la hora de obtener una formación individual, personalizada y mucho más ajustada a las necesidades de cada estudiante. Sin embargo, hay algunos elementos que se pueden aprovechar de las clases presenciales, como por ejemplo la metodología colaborativa.

Qué es la metodología colaborativa

La metodología colaborativa consiste en formación en la creación de grupos de trabajo con los que intentar alcanzar un objetivo, que normalmente consiste en realizar un trabajo en conjunto o bien lograr responder a ciertas preguntas planteadas en el temario.

La metodología colaborativa, en la manera tradicional de aplicarla en formación, es una estrategia meramente presencial. Algunos centros docentes incluso ofrecen una opción semipresencial, por la que este tipo de trabajos se realizan en sus instalaciones, mientras el estudio del resto del temario es completamente online o a distancia.

Sin embargo, gracias a la innovación tecnológica, los grupos de trabajo en la formación online tienen cada vez mayores opciones de aprovecharse de manera efectiva.

Metodología colaborativa en formación online

Los centros desarrollan continuamente todas las plataformas de estudio sobre las que basan sus cursos. Esto también ha incentivado crear la posibilidad de que los estudiantes interactúen entre sí o, incluso, puedan desarrollar trabajos en conjunto, aprovechando campus virtuales.

De forma complementaria, muchos alumnos reconocen que sistemas de mensajería como WhatsApp o incluso conversaciones por videollamadas, simplifican enormemente la conversación grupal entre ellos, con el fin de desarrollar trabajos en conjunto.

Sin embargo, quienes tienen en sus manos la posibilidad de motivar metodología colaborativa en la formación online son los propios responsables de cada curso. Conociendo el temario y las opciones digitales existentes, es posible adecuar la formación a la realización de ejercicios en grupo, con el fin de incentivar este tipo de prácticas y así permitir que los estudiantes aprovechen todas sus ventajas.

Progresivamente cada vez más cursos incluyen estos métodos, adaptándose así a las necesidades de los estudiantes y consiguiendo equipararse con mayor similitud a las mismas ventajas que ofrece la formación presencial, pero evitando todas sus desventajas. En definitiva, permiten evolucionar hacia una mejor formación de los alumnos.